abril 17, 2021

La Voce del Popolo

Encuentre los últimos artículos y vea programas de televisión, reportajes y podcasts relacionados con España

Preocupaciones ambientales a medida que se expande la industria porcina mexicana (Desechable N Español)

Haga clic aquí para leer la versión en español.


Como pequeña organización de medios sin fines de lucro, contamos con el apoyo corporativo y el generoso apoyo de nuestros lectores para que la información web completa de NACLA esté disponible de forma gratuita. Una donación de cualquier monto ayuda a garantizar que podamos continuar brindando el programa de atención de más alta calidad de la región, como lo hemos hecho durante más de 50 años, durante la epidemia de COVID-19, y en solidaridad con el movimiento mundial Black Lives Matter. Pedimos humildemente su apoyo a medida que se acerca el verano. nacla.org/donate


D.El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que rige el comercio entre Canadá, Estados Unidos y México desde 1994 hasta julio de este año, ayudó a expandir la producción industrial de carne en México.

Su alternativa es el Acuerdo Estados Unidos México-Canadá (T-MEC) y con el crecimiento del mercado chino ha identificado nuevas áreas de desarrollo para la industria porcina, al tiempo que incrementa sus impactos sociales y ambientales.

El estado suroriental de Yucatán se ha convertido en el centro de esta expansión debido a su acceso estratégico a Estados Unidos y Asia a través del puerto de Progresso y sus abundantes recursos, entre ellos el agua y la soja transgénica.

Según Alberto Rodríguez, titular de la organización sin fines de lucro Concejio Maya del Ponient de Yucatán “Chicken Hay”, el agua es el imán para las empresas de la región. “Porque hay mucha agua, vienen grandes granjas porcinas y eso las atrae. Para criar cerdos, necesitas toneladas de agua porque no puedes vivir sin animales. “

Un Cambacino y un pescador Rodríguez pintando casas durante epidemias ejido Posición de la tierra comunal Kinchil en el municipio del mismo nombre en el sureste de Yucatán. La ciudad es el sitio de una granja con 12.000 cerdos, propiedad del grupo Gropo Porsina Mexicano (Mexican Pig Group), también conocido como Kekon, o cerdo en lengua maya, y uno de los principales exportadores a China y Corea del Sur.

En julio de 2020, México Produjo 136.000 toneladas de carne., 3,5 por ciento más que en julio de 2019. Yucatán se ha convertido en el nuevo punto focal para la producción de carne a gran escala y ahora es el cuarto estado más importante de la industria. Hasta marzo, Jalisco Produjo más carne Con 83,979 toneladas, Sonora tiene 78,684 toneladas, Puebla 42,801 toneladas y Yucatán 36,733 toneladas, más que cualquier otro estado.

Desde 2014, Consumo de carne Ha aumentado de 31 libras por persona en 2010 a 40 libras en 2019. Este cambio está teniendo un impacto en los recursos ambientales en todo el país porque la carne necesita producir más agua y granos que otras fuentes de alimentos.

READ  ¡Hola! USA N Español presenta la tarjeta digital exclusiva de agosto con Michael Calvan, periodista y editor de Primer Impacto

El TLCAN ayudó a transformar la comida mexicana al estimular un mayor consumo de alimentos procesados, la producción de insumos para estos alimentos y la proteína animal de las granjas industrializadas. Estados Unidos inventó este modelo basado en la integración vertical de la cadena de producción y luego lo exportó a sus vecinos y socios comerciales de todo el mundo.

Estados Unidos también fomentó la exportación de ganado estadounidense al mercado mexicano, lo que, como veremos más adelante, pudo haber sido un factor. Infección por gripe porcina En 2009 en México.

La cría de cerdos industrial se está expandiendo

D.A pesar de los efectos en la salud pública, ha crecido profesionalmente. En 2009, la influenza H1N1 comenzó en la comunidad rural de La Gloria en el sureste del estado de Veracruz, cerca de los establecimientos de Granjas Caroline, una granja porcina propiedad de Smithfield Foods y la empresa mexicana Acroindustrias Unidas de México. Infección El asesinato se acabo Más de 280.000 personas en todo el mundo. A partir de 1994, el TLCAN facilitó que empresas como Smithfield ingresaran a México, destruyendo granjas porcinas de pequeña escala.

Las granjas de ganado porcino y avícola son un lugar importante para el origen y la propagación de patógenos como la gripe porcina porque miles de animales son estrangulados en pequeños intervalos. Los cerdos tienen la capacidad de incubar los virus de la influenza porque son susceptibles a las cepas de aves de corral y la transmisión de los humanos.

En 2013, WH Group Ltd., una empresa china con sede en Hong Kong, adquirió Smithfield Foods, el mayor productor y procesador de carne de cerdo del mundo. En 2015, Granzas Carroll Capacidad instalada Para 90.000 cerdos, comenzó a expandirse. En 2019, la compañía abrió una planta con el objetivo de matar 10,000 cabezas de ganado por día.

Para reproducir las condiciones del TLCAN, tanto el USMCA mantiene este modelo industrial como estimula su crecimiento abriendo nuevos mercados para la carne de cerdo. La epidemia de Govt-19 puede imponer límites a esta expansión, mejorar las regulaciones en la industria de la carne industrial y mejorar las prácticas de producción.

La industria porcina mexicana planea continuar expandiendo su capacidad y producción establecidas abriendo nuevos mercados como China (Foto: cortesía de Greenspeace México).

Están en México hoy Al menos 1.176 fincas, 119 de los cuales están clasificados como Tipo de Inspección Federal (DIF) – que deben cumplir con estrictas normas de seguridad e higiene y estar certificados para exportación – 904 municipales y 153 privados, con una capacidad instalada de 89,38 millones de cabezas de ganado, incluyendo 1,76 millones de cerdos.

READ  El grupo español de Chicago exporta danza española a todo el mundo | Noticias de Chicago

Después del sector avícola de alta capacidad, el sector porcino se sitúa en el 92 por ciento y el 110 por ciento, respectivamente.

Según Puebla, el estado ha sido históricamente el corazón de la industria porcina. Jalisco tiene una fuerte tradición en el envasado de carne, que al igual que Sonora favorece la proximidad a Estados Unidos. Yucatán se ha convertido en una nueva área de desarrollo, con acceso a terrenos para el desarrollo y su acceso estratégico a los mercados de Estados Unidos y Asia.

Este crecimiento se debe al consumo interno de carne de cerdo y a las exportaciones a países como China. Los efectos de la gripe porcina africana y la epidemia de Govt-19 han reducido la producción nacional en China. Mientras tanto, hay exportaciones de carne de cerdo. Se ha duplicado en los últimos años., De 97.000 toneladas en 2015 a 176.000 toneladas en 2019.

México Comenzó a exportar carne de cerdo A China en 2016. Este junio Exportaciones totales 47,714 toneladas, con 66,67 toneladas adicionales exportadas a Hong Kong. En 2019, estas exportaciones fueron de 29.132 y 325 toneladas, respectivamente.

Estas cifras componen México Noveno En la producción porcina mundial, la Tercera Al importar y Quinto En exportación.

Viridiana Lázaro, experta en agricultura y cambio climático de Greenpeace México, destaca la Península de Yucatán, donde se ubica el 14 por ciento de las granjas porcinas mexicanas, y entre 2006 y 2018, la producción porcina aumentó en un 36 por ciento, lo que demuestra el crecimiento de la industria.

“Fortalecen [raising animals]Están en conversaciones con China para incrementar las exportaciones. China se ha visto muy afectada por el virus de la corona y la gripe porcina africana, lo que crea una oportunidad para expandir las exportaciones ”, dijo.

El mercado de Yucatán está creciendo a un ritmo de 4.5 por ciento anual más rápido que Sonora y Jalisco, a 2.6 y 1.7 por ciento, respectivamente.

Cerdos en un oasis en la jungla

Ireubicados en granjas porcinas de tamaño industrial y de gestión familiar. Además, el aumento de la producción ha afectado la salud y la higiene local en las zonas de las granjas porcinas.

Greenpeace México dijo en un informe en mayo que las granjas de cerdos en la Península de Yucatán, que incluye los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán, causan contaminación del aire y el agua, generan emisiones de gases de efecto invernadero y amenazan la salud de la población local.

Reporte “¿Qué hay detrás de la industria porcina en la Península de Yucatán?? “Hay 257 granjas de cerdos registradas en la zona, que son geográficamente sensibles debido al tipo de suelo que pueden absorber y albergan ecosistemas biológicamente significativos. El 86 por ciento, o 222 fincas, se encuentran en Yucatán, 21 en Quintana Roo y 14 en Camboya.

READ  BEIN SPORTS XTRA en Español ahora está disponible en VIZIO SmartCast®

En México, el aumento del consumo de carne y la apertura de nuevos mercados como China llevaron a la expansión de las granjas industriales de cerdos, incluido el estado occidental de Jalisco (foto: igualdad animal).

En el oriental estado de Jalisco, la organización benéfica voluntaria Equald Animal encontró una situación similar, en su informe de julio “El enemigo del planeta. Encontraron en dos granjas con 89.097 animales, “condiciones extremas que experimentan los animales en granjas intensivas con el fin de reducir el costo de producción y sacrificar su bienestar”.

Las empresas propietarias de las granjas niegan estas acusaciones.

Hasta ahora, los esfuerzos de las empresas y las comunidades afectadas han tenido resultados mixtos. El animal de Equald ha presentado cuatro casos judiciales contra granjas de Jalisco y los funcionarios ambientales estatales han ordenado el cierre parcial y temporal de una de las granjas.

El secretario de Medio Ambiente de Yucatán ya rechazó las solicitudes para construir siete granjas porcinas, citando preocupaciones ambientales.

En febrero de 2019, un grupo de residentes en Kinch presentó una demanda conjunta contra la granja de cerdos, que no fue adjudicada.

“Se están tomando acciones legales. Protestamos, protestamos y creímos que las autoridades iban a actuar, pero no sucedió”, dijo Rodríguez de Yucatán. “Los que nos hablaron fueron intimidados”.

Según Lazarus, cerrar granjas industriales es una tarea urgente. “No hay consejos de las comunidades tribales y no se respeta el derecho a un mejor medio ambiente y salud”, dice. “Había pequeñas fincas para consumo familiar. Todas estas fueron retiradas porque vinieron fincas con miles de cerdos y desplazaron a los pequeños productores, que se convirtieron en mano de obra”.

Ahora la península de Yucatán enfrenta otras amenazas, incluida la construcción de Mayan Rail, el megaproyecto más importante del gobierno de izquierda del presidente Andrés Manuel López Obrador. Este tren es considerado una bendición para la agroindustria ya que permitirá la exportación de carne de cerdo y el ingreso de materias primas como soja transgénica y maíz a las fincas.

Rodríguez dijo: “El dinero que trae esta inversión es importante, pero hacen uso de todos nuestros recursos. “Estas granjas están dobladas, pero la tierra sigue despejándose y las autoridades las están protegiendo”.


Emilio Godoy es periodista de investigación. Radicado en México, escribe sobre medio ambiente, desarrollo sostenible y crisis climática. Sus artículos han sido publicados en México, Centroamérica, Estados Unidos, Bélgica y España, y han sido citados en libros y revistas especializadas. En 2012, ganó el Premio de Prensa a la Economía Verde y el Desarrollo Sostenible y el Premio al Informe en profundidad de la revista Energy en 2017.